banner1-bg

RECUPERACIÓN EN AZOOSPERMIA

Utilización de espermatozoides testiculares (TESE)

El Departamento de Andrología y el Departamento de Biología del Instituto de Ginecología y Fertilidad (IFER) han desarrollado, a lo largo de más de 20 años, un método eficaz para la obtención de espermatozoides en hombres azoospérmicos (sin espermatozoides en el eyaculado), combinándolo con inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). 

El Dr. Raymond Osés y su equipo han realizado más de 700 procedimientos para combinarlos con ICSI, y representa una de las experiencias más importantes del país en cuanto a su metodología ‘real time’ y el porcentaje de recuperación espermática y de embarazos, siendo estos resultados comparables a los resultados de los mejores y más modernos centros de fertilidad de alta complejidad del mundo. La experiencia ha sido presentada en Congresos de Europa y Estados Unidos en fecha reciente y probablemente represente la casuística más importante de nuestro país. La tasa de recuperación espermática en nuestro grupo es mayor al 50% en pacientes con AZNO y cercana al 100% en pacientes con AO.

La aspiración espermática

Introducción: La aspiración espermática se refiere al grupo de procedimientos que se realizan para obtener espermatozoides en hombres que no tienen espermatozoides en el eyaculado (azoospermia) o cuando los mismos están muertos (necrospermia). Los espermatozoides así obtenidos son utilizados para ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides), ya que la cantidad que se obtiene de esta manera no es suficiente para inseminación artificial intrauterina; para este último procedimiento son necesarios al menos 1 millón de espermatozoides móviles y preferiblemente más de 5 millones. Generalmente se obtiene una cantidad de espermatozoides suficiente para el ICSI y para criopreservar, y evitar una nueva intervención en caso de ser necesario repetir el procedimiento de fertilización.

Las metas de la aspiración espermática son:

  • Obtener la mejor calidad de espermatozoides posibles;
  • Recuperar una cantidad de espermatozoides suficiente para su utilización inmediata y para criopreservar; y
  • Minimizar el daño al aparato reproductivo para no poner en juego la posibilidad de futuros procedimientos de aspiración espermática o de reconstrucción del tracto reproductivo.

Existen dos razones fundamentales por las que puede no haber espermatozoides en el eyaculado de un hombre (por lo que requiera una aspiración espermática). La azoospermia obstructiva (AO) es el resultado de un bloqueo en el tracto reproductivo masculino. La producción espermática es normal pero los espermatozoides se encuentran atrapados dentro del epidídimo. La azoospermia no obstructiva (AZNO) se refiere a la producción espermática severamente dañada o inexistente dentro del testículo. Es precisamente en estas situaciones que es necesario recurrir al ICSI para lograr el embarazo.

Existen cuatro técnicas fundamentales para la obtención de espermatozoides en este tipo de pacientes, y cada una de ellas tiene su sigla que la define, en inglés:

  • MESA (microsurgical epididymal sperm aspiration)
  • PESA (percutaneous epididymal sperm aspiration)
  • TESE (testicular sperm extraction)
  • TESA (testicular sperm aspiration)

TESE

Este procedimiento permite visualizar las áreas del testículo que van a explorarse y permite obtener espermatozoides en el laboratorio biológico, con muy poco tejido. En nuestra experiencia éste es el procedimiento que más utilizamos, ya que hemos desarrollado un método propio, que posee una alta eficacia y mínima molestia para el paciente. Se realiza a través de una pequeña incisión en el escroto con anestesia local, o sedación profunda, en forma ambulatoria. Nos permite en general, al igual que los otros procedimientos, obtener una cantidad de espermatozoides para criopreservación, y evitar tener que intervenir nuevamente al paciente, en caso de realizar otro ISCI para otro embarazo u otro intento. Es la segunda mejor manera de obtener espermatozoides en caso de obstrucción y es el procedimiento de elección para la azoospermia no obstructiva (AZNO) (la más frecuente en nuestro país).

El TESE ( en tiempo real) es de utilidad en todos los casos y nuestro método ambulatorio y con anestesia local es, en nuestras manos, el procedimiento más aconsejable por los siguientes motivos: 1) permite obtener material para el estudio anatomopatológico, y establecer el diagnóstico de certeza (AO ó AZNO); 2) permite, a través de una pequeña “ventana escrotal”, evaluar el aspecto del testículo y del epidídimo y diagnosticar algunas obstrucciones; 3) permite obtener suficiente tejido para el procedimiento y para futuros procedimientos (criopreservación); 4) permite establecer qué sectores del testículo tienen mayor posibilidad de albergar espermatozoides, en caso de tener que realizar otro procedimiento en el mismo paciente (esta posibilidad es materia de estudio en nuestro grupo de trabajo, gracias a las correlaciones biológicas y anatomopatológicas que venimos realizando desde hace unos años). Un dato a tener en cuenta en estos casos es que deben esperarse entre 3 a 6 meses antes de realizar otro procedimiento de aspiración espermática en el mismo paciente, ya que el testículo necesita reponerse, y la posibilidad de volver a encontrar espermatozoides es mayor con esta espera. La posibilidad de favorecer la aparición de una baja de testosterona (hipogonadismo) en un paciente sometido a aspiración espermática existe, aunque es poco frecuente con nuestro método, por la cantidad limitada de material testicular que necesitamos (en muchísimos casos lo hacemos en un solo testículo). Sin embargo, es importante destacar que se deberían dosar las hormonas masculinas antes de proceder a realizar el procedimiento de aspiración.

 

Preguntas frecuentes

¿Es conveniente realizar el procedimiento de aspiración testicular antes de estimular a la mujer para recuperar los óvulos y realizar la fertilización?

En general es mejor realizar el procedimiento de aspiración espermática antes, ya que puede no encontrarse espermatozoides; y, a veces, es necesaria la biopsia testicular simultánea con análisis anatomopatológico para arribar al diagnóstico preciso. Es importante recalcar que tanto en el Instituto de Ginecología y Fertilidad (IFER) como en la literatura internacional no hay diferencias entre los resultados obtenidos de ICSI con espermatozoides frescos y con espermatozoides criopreservados. Si no se recuperaran espermatozoides con el procedimiento de aspiración espermática, la pareja podría optar por inseminación artificial con semen de donante, para lo que no es necesario, en general, recurrir a la fertilización in vitro, que es más costosa y cruenta.

¿Son necesarios los estudios genéticos antes de realizar un ICSI con espermatozoides obtenidos de aspiración espermática?

Algunos estudios genéticos son fundamentales y otros son opcionales. La azoospermia se asocia frecuentemente con un trastorno genético. En pacientes con agenesia bilateral de los conductos deferentes se encuentra una mutación del gen de la fibrosis quística en más del 60% de los casos. La mujer debería ser testeada también para evaluar su estado de carrier. Si ambos miembros de la pareja tienen alguna mutación del gen de la fibrosis quística, la posibilidad de engendrar un hijo con fibrosis quística es del 50%. Aproximadamente el 15% de los pacientes con AZNO tienen una anormalidad genética detectable a través de estudios sofisticados del cromosoma Y (las llamadas microdeleciones). Si el paciente tiene una microdeleción y engendrase un hijo varón, éste heredaría el problema. Además, otras anormalidades cromosómicas son halladas con frecuencia en hombres con AZNO a través de un cariotipo, y estas anormalidades pueden ser heredadas por los niños y niñas nacidas con ICSI. Cuando se encuentran anormalidades genéticas la pareja debería ser derivada a un/una genetista para counseling, antes de ofrecerle un procedimiento de aspiración espermática y ICSI. Como algunas veces los intentos de recuperación espermática son infructuosos, la pareja debería contemplar la utilización de semen de donante. En muchos casos existe ambivalencia con relación a este tema, por lo que debería aconsejarse el counseling psicológico con un especialista en el tema, para analizar las implicancias de tener un hijo que no esté genéticamente ligado al padre.

¿Se puede predecir si un paciente tiene espermatozoides intratesticulares antes de someterse a un procedimiento de aspiración espermática?

No hay manera de saber con certeza si un paciente va a tener espermatozoides en el testículo antes de realizar la aspiración espermática. Si el diagnóstico es AO el porcentaje de recuperación es muy cercano al 100%; sin embargo, si el diagnóstico es AZNO, tenemos éxito en hasta el 60% de las veces solamente. Se ha establecido que no existen parámetros bioquímicos o físicos que nos puedan indicar qué pacientes van a tener espermatozoides en el testículo. Recientemente se ha descripto a la inhibina B como un test que ayudaría a pronosticar la presencia o no de espermatozoides intratesticulares en pacientes con AZNO, pero este estudio no es absoluto. Asimismo, el tipo de microdeleción presente en el paciente con AZNO también contribuiría en la selección de pacientes con más posibilidades (AZFa, AZFb ó AZFc), aunque hay que recordar que sólo en el 15% de los pacientes azoospérmicos se detecta alguna microdeleción.

¿Qué posibilidades tengo de tener espermatozoides en el testículo si una biopsia hecha hace unos años dio“mal”?

En un estudio realizado en el Instituto de Ginecología y Fertilidad demostramos que se pueden encontrar espermatozoides intratesticulares en el 20% de los pacientes con estudio anatomopatológico anormal!! Es decir, aún así es posible intentarlo para lograr la paternidad biológica. La aspiración espermática (utilizando la técnica apropiada) es muy exitosa en los casos seleccionados por nuestro grupo; es un procedimiento mínimamente invasivo, y permite que hombres con muy pocos espermatozoides en el testículo puedan acceder a la paternidad biológica. En el Departamento de Andrología del IFER nuestra meta es proporcionar el método más efectivo y menos cruento para obtener la mayor cantidad de espermatozoides de buena calidad para evitar intervenciones futuras múltiples. Múltiples procedimientos de aspiración espermática (sobretodo TESE) pueden ocasionar alteraciones en la función testicular, incluyendo atrofia testicular y diminución de los niveles de testosterona, a veces de manera transitoria y a veces de manera permanente; por lo tanto, estos procedimientos deberían ser realizados por profesionales con mucha experiencia en este tema.

Presentaciones Recuperación en Azoospermia

Presentado en el Congreso de ESHRE, 4 de Julio de 2018 - Barcelona - España

Presentado en el Congreso de ASMR, 6 de Octubre de 2018 - Denver, Colorado

Presentado en el Congreso Argentino de Fertilidad de SAMER, 2018 - Argentina

DISEÑADO Y DESARROLLADO POR

Capa 0
Capa 0

Institución afiliada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires